¿Necesitas “espacio” en tu relación?

Te presentamos una serie de recomendaciones para que puedas detectar cuando tu pareja necesita “espacio”, así también como sobrellevar este lapso mientras tu contraparte no esta tan presente.

Ver más: Lo que debes de saber antes de (intentar) comenzar una relación abierta

Cuando se está en una relación de pareja muchas veces se tiende a creer que los dos se vuelven una sola persona, es importante tomar conciencia que cada uno es un ser individual el cual también tiene sus propias actividades, amigos y situaciones particulares. El tener esta mentalidad te ayudará a evitar malos ratos, reclamos, escenas de celos y una posible ruptura.

Según explica la psicóloga Dina Semsch “Para empezar debemos entender que cuando tenemos una pareja no nos ‘fusionamos’ o nos volvemos ‘una sola persona’, Debemos entender que existíamos antes de conocer a nuestra pareja, y que él tenía una vida aun cuando nosotros no estábamos en ella, que a pesar de llevarnos muy bien y disfrutar a más no poder nuestro tiempo juntos, su contraparte debe tener su espacio y usted el suyo; para que en los momentos compartidos en pareja tengan nuevos acontecimientos, situaciones, anécdotas, que contar o compartir”.

Es importante recordar que “en esos momentos también debemos considerar que la relación de pareja es una parte importante de nuestra vida, sin embargo no es el 100% de esta; también tenemos amigos, familia, estudios, trabajo, etc., y debemos retomar estas áreas, reorganizar nuestra rutina”.

Si has notado que últimamente tu pareja ya no esta tan “cercana” como antes es recomendable que le preguntes de forma directa ¿el por qué de su alejamiento?, y saber aceptar la respuesta, sea cual sea. Armar un berrinche porque no es la respuesta que querías escuchar podría causar molestias en tu par “y obviamente el otro trata de toda costa de decir lo que sea necesario para que se tranquilice y todo vuelva a la normalidad”. Por lo que hay que ser muy madura en este aspecto.

Semsch recomienda que el lapso de alejamiento no sobrepase de un mes, pues de sobrepasarse generaría incertidumbre, pues “el estar en esta situación empieza a generar una sensación de encontrarse en un ‘limbo’, de no sentir que se avanza en la vida y hacia qué dirección avanzar. “Las relaciones que funcionan son en las que uno aprende a quedarse y hacer que funcionen”, acota la experta.

 

Fuente: Dina Semsch, psicóloga.

Para más información interesante visita Eme de Mujer El Salvador.

Más de Lucía Paniagua Pérez