Pizarras como originales acentos decorativos

En las habitaciones infantiles, la cocina o en las home office se integran sin mayor esfuerzo.

Ver más: Ideas para espacios elegantes y modernos en rosa

RELACIONADO: 15 geniales ideas para decorar tu oficina en casa

En tiempos en los que reina la tecnología y los diseños multifuncionales, algunas piezas de estilo vintage se transforman en los complementos preferidos para decorar, entre ellas, las pizarras. No nos referimos a las magnéticas y frías, sino a las tradicionales, negras y algo porosas, que estaban reservadas a las aulas de clase.

Desde hace unos meses están marcando pauta como uno de los acentos más originales y funcionales que se pueden instalar en un espacio. Por esta razón, te damos algunas claves para ubicarlas y sacarles el máximo provecho:

Ancho x largo. Lo primero que debes contemplar es el tamaño de las pizarras para que no desentonen. En las estancias más estrechas, conviene situarlas hacia el fondo; mientras que en los cuartos estándar vale la pena reclinarlas en escritorios, cómodas o estanterías. También puedes optar por las versiones mini y colgarlas detrás de puertas o a media altura de la mesa de la computadora.

designandmore.it
designandmore.it

Paredes creativas. Al ser una especie de lienzo en blanco, las pizarras son ideales para dejar mensajes románticos, escribir frases inspiradoras y para que los más pequeños ejerciten sus dotes artísticos con dibujos a todo color. Cuando ya no quede una esquina libre, simplemente se borra todo y ¡se vuelve a empezar!

decoraamericancolors.com
decoraamericancolors.com

Tizas y marcos. Como accesorios, las pizarras son bastante llamativas y resaltan más según las tizas que se utilicen, desde la minimalista blanca hasta las más pasteles. Una forma sencilla de personalizarla es con los marcos, que pueden ser de corcho, madera o un collage.

agrega.educacion.es
agrega.educacion.es

Tip Eme: Si quieres hacer una a la medida, solo necesitas pintura para pizarras, un rodillo y el sellante transparente. Delimita el área y manos a la obra. Recuerda dejarla secar muy bien.

Imagen: Archivo

Por: María Gabriela Cartaya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.