Recomendaciones para viajar con tu mascota

Para salir de vacaciones con tu mascota se deben realizar varios trámites, los cuales son esenciales para que tú perro o gato pueda entrar al país destinatario.

Ver más: Si no tienes donde dejar a tus mascotas en vacaciones, esta información es para ti

El primer paso, y el más importante, es llevarlo al veterinario con licencia y la certificación emitida por el colegio de profesionales, para que evalúe el estado de salud general de la mascota, además se tiene que aplicar la vacuna antirrábica y desparasitar al animal.

Después el veterinario deberá emitir un certificado enumerando todas las vacunas colocadas a la mascota, además éste deberá contener:

  • Datos del animal (raza, color y peso)
  • Lugar y fecha de la vacunación contra la rabia
  • Nombre y número de serie de la vacuna que se le colocó a la mascota.
  • Especificación de la duración de la inmunidad, si no la posee se puede considerar válida por un año.

En cambio el certificado internacional de salud veterinaria tanto para perros como para gatos tiene otros datos como:

  • Datos del dueño del animal (nombre y dirección)
  • Descripción de la mascota (color, raza, fecha de nacimiento)
  • Número de identificación si lo posee.
  • País de origen de la mascota y los países donde ha residido el animal en los últimos dos años.
  • Datos de la vacunación contra la rabia.
  • Resultados de los exámenes serológicos.
  • Resultados del examen general del animal.

Todas las mascotas podrán viajar siempre y cuando sean mayores de tres meses de edad. Además se deberá llevar suplementos importantes como: alimento, agua, juguetes, recipientes, abrelatas, una manta, un cepillo y toallas de papel.

Es importante no darle de comer a la mascota por lo menos 8 horas previas a la hora del embarque en el avión.

La mascota deberá tener una placa de identificación que tenga el nombre del animal, la dirección, el teléfono y correo electrónico.

Las mascotas deben viajar en un trasportín o kennel, los cuales deben cumplir con cierto tipo de reglas:

El tamaño de la jaula debe ser amplio, es decir la mascota puede pararse y acostarse sin ninguna incomodidad. El ancho del kennel debe tener el doble de la amplitud de la parte más ancha del lomo, mientras que la longitud debe ser la suma de la distancia desde el hocico hasta el principio de la cola.

El transportín debe ser de un diseño a prueba de filtraciones, varias aperturas de ventilación y un sistema para evitar que los espacios queden obstruidos.

Si la mascota es pequeña (peso máximo 6 kilos) puede viajar con el pasajero en la cabina, la jaula se colocará debajo del asiento que se encuentra al frente. Los gatos y los perros son los únicos animales que pueden viajar como equipaje de mano, las mascotas como reptiles o insectos tienen que viajar como carga.

En cambio, aquellos animales que tengan un peso superior al equivalente del equipaje de mano tiene que viajar obligatoriamente en el compartimiento del avión.

Todas las mascotas deben registrarse con anticipación en la aerolínea, cuando se dirija al puerto de salida las autoridades de aduana exigen un permiso sanitario de exportación de perros o gatos. Este documento es muy importante, ya que sin él el animal no podrá abordar al avión.

Este papel se realiza por la máxima autoridad de agricultura y cría del país de salida, se debe hacer un servicio de sanidad agropecuaria. Al tenerlo y cumplir con todas las exigencias, la aerolínea la da al dueño del animal un permiso de abordaje.

Cuando se llega al país del destino, las autoridades pueden llegar a solicitar el aislamiento en una estación de cuarentena pero esto dependerá de algunos países.

Todos estas exigencias pueden variar dependiendo de las exigencias de las aerolíneas o del país al que se viajará, por ello es recomendable preguntar por todas las normas y estándares antes de comprar el billete.

 

Imagen: iStock

Por Yessica Mardelli