Recupérate de una lesión sin detener tu entrenamiento

Si estas acostumbrada a ejercitarte diariamente y te molesta estar lesionada, porque ya no puedes entrenar como antes debes comenzar con rutinas menos exigentes hasta ir recuperando tu condición física. Toma nota de estos ejercicios para recuperarte de una lesión en un 2 X 3.

Ver más: ¿Cómo retomar la actividad física después de una lesión?

Las lesiones deportivas son lesiones que ocurren durante la práctica de un deporte o durante el ejercicio físico. algunas son accidentales y otras ocurren cuando realizas un movimiento no adecuado. Algunas personas se lesionan cuando no están en buena condición física. En ciertos casos, las lesiones se deben a la falta o escasez de ejercicios de calentamiento o estiramiento antes de jugar o hacer ejercicio.

Al estar lesionada las rutinas de ejercicio deben bajar en intensidad, hasta lograr estar en optimas condiciones, pero en vez de lamentarte puedes optar por ejercicios de menor exigencia que aumenten la frecuencia cardiaca, estos ayudarán a que el tejido dañado se recupera más rápido gracias al aumento de irrigación sanguínea.

Ejercicios para recuperarte de una lesión en un 2 X 3

1. Rodillas

Evita a toda costa el correr, puedes optar por la bicicleta elíptica.

El correr en superficies duras suele lesionar las rodillas, en especial si no se amortigua bien la pisada. Por ello si te lesionaste puedes entrenar en bicicletas elípticas que simulan el movimiento al correr pero amortizan mejor el impacto. Además es una excelente actividad cardiovascular, lo que te ayudará a quemar calorías y trabajas las extremidades, glúteos y cuádriceps.

2. Espalda

El extenderte puede empeorar la lesión, por lo que los ejercicios ideales son el puente o la tabla.

Al practicar este ejercicio lograrás reducir el dolor de la espalda y trabajar los abdominales, entre sus beneficios está mejorar la circulación, además de aliviar el estrés, la ansiedad y la depresión.

Para realizarlo colócate estirada en el suelo boca abajo y, sin flexionar las piernas, levanta tu cuerpo apoyándote sobre los antebrazos y las puntas de los pies.

3. Hombros

Evita las rutinas que trabajan directamente los tríceps y opta por las poleas que te ayudarán a sobrellevar la carga sobre el músculo.

Las poleas se basan en un mecanismo mediante el cual se facilita el movimiento de grandes cantidades de peso con poco esfuerzo, por lo que te ayudarán a aguantar el peso y te facilitarán la realización de los ejercicios.

Recuerda siempre calentar antes de cualquier ejercicio, pues es común que las lesiones se presenten por no hacerlo.

Imagen: Archivo Eme

Por: Carina Angulo

Para más detalles ingresa a Eme de Mujer Dominicana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.