4 vitaminas y minerales para nutrir tu sistema inmune

El sistema inmune es el escudo que protege nuestro cuerpo del ataque de virus, bacterias y enfermedades. Fortalecerlo desde la cocina es una forma sencilla y efectiva que puede ayudar a mejorar nuestra calidad de vida.

Ver más: Mitos sobre los carbohidratos que debes desechar de tu vida

RELACIONADO: 10 alimentos que hacen una gran diferencia entre una buena o mala salud

Ana Cristina Gutiérrez, asesora nutricional de Herbalife, asegura que para que una persona tenga un sistema inmune fuerte, requiere de un nivel adecuado de nutrientes en el organismo y una buena disponibilidad de estos, ya que el cuerpo humano está constantemente formando nuevas células y utiliza estos nutrientes en los procesos de restauración celular.

Para ello, es importante identificar aquellos alimentos y nutrientes que tienen un papel preponderante en el sistema inmune. Algunos de ellos son:

1. Vitamina A o Beta Carotenos: esta mejora el sistema inmune, ayudando en la producción de glóbulos blancos que se encargan de destruir los virus y bacterias que ingresan a su sistema. Puedes encontrarla en zanahoria, perejil y lechuga, la leche y los huevos.

2. Ácido Fólico: tu cuerpo necesita folato para producir ADN y otros tipos de material genético, también es necesario para la división celular en el organismo. Las naranjas, los frijoles y lentejas, así como el brócoli y las espinacas, contienen una alta proporción de ácido fólico.

3. Vitamina C: es un antioxidante muy efectivo que se requiere para la biosíntesis de colágeno, L-Carnitina y algunos neurotransmisores, además se relaciona con el metabolismo de las proteínas. Esta vitamina está presente en frutas como la fresa, la papaya, el kiwi y el mango.

4. Zinc: es un nutriente necesario para su salud, se encuentra en las células de todo el cuerpo y ayuda al sistema inmune a combatir bacterias y virus que invaden su organismo, también favorece la cicatrización de las heridas y el funcionamiento normal del sentido del gusto y el olfato. Puede obtener sus beneficios al consumir hígado de res, ostras o maní.

Y por último, pero no menos importante, al integrar a tu dieta, sardinas, nueces y lentejas, que están de forma repetida en esta lista, también te estarás asegurando de consumir vitamina B12 que contribuye a la elaboración del ADN y previene un tipo de anemia que provoca cansancio y debilidad. Así que ya lo sabes si lo que quieres es mantener fortalecido y en las mejores condiciones el escudo que protege tu organismo, integra estos alimentos a tu dieta, y combínalos con un estilo de vida saludable.

RELACIONADO:  Las frutas y verduras influyen en tu humor ¡más de lo que te imaginas!

 

Para más información interesante visita Eme de Mujer El Salvador.