Acondiciona la casa para la llegada del bebé

Además de comprar la ropa, el coche, los pañales y cuanto accesorio infantil exista, es importante tomar algunas medidas que eviten cualquier tipo de accidentes.

Ver más: Semana 39: A una semana de conocer a tu bebé

La llegada de un bebé, sea el primero o el tercero, es un acontecimiento que cambia la vida de los padres, pero también la rutina de una casa. Más allá de las horas en vela, el permiso post-natal y las visitas de familiares, no debes demorar el acondicionar tu hogar. A continuación te damos algunos útiles consejos:

Enchufes e interruptores. Sí, es impensable que un recién nacido se desplace por su cuarto… pero ella o él crecerán, y al comenzar a gatear irán a explorar su pequeño mundo. Por eso una de las primeras recomendaciones es revisar todas las instalaciones eléctricas y, después, colocar las tapas de seguridad a cada toma corriente.

gizmodo.com
gizmodo.com

Mobiliario. Asegura las piezas más pesadas, tales como repisas, televisores, bibliotecas y percheros, con las tiras especiales de plástico que venden en ferreterías. Del mismo modo, instala cuñas de silicona en las esquinas de todas las superficies con bordes angulares.

Alfombras. Este favorito de la decoración puede ocasionar reacciones alérgicas bastante fuertes en los bebés, así que consulta con el pediatra antes de colocarlas en las habitaciones de uso común.

amazon.com
amazon.com

Barandas. Piensa en las de la cuna, las del cambiador, las escaleras e incluso en las del corral. Revísalas junto a tu pareja para ver si tienen algún punto flojo. También puedes contactar a un carpintero o instalador para que los ayude a fijarlas o repararlas si es necesario.

Todo en su lugar. Aunque te encante cómo se ve la cuna con su manta, cojines y peluches, estos los debes retirar de inmediato al acostar a tu bebé. ¿La razón? Son artículos que pueden sofocarlo.

Seguros. Otra forma muy práctica de asegurar tu casa para la llegada del bebé es instalando pestillos y clips de seguridad en ventanas, gabinetes de cocina –en especial los más bajos y en los que se almacenen químicos– y baños.

Un tip adicional. Algo clave para mantener a tus hijos sanos es la temperatura, así que no descuides el aire acondicionado y ventiladores cuando estés preparándote para su nacimiento.

Imagen: Archivo Eme

Por María Gabriela Cartaya