¿Cuántas ecografías debo realizarme durante un embarazo normal?

Habitualmente se te harán al menos tres: una en cada trimestre. Si bien la ecografía es un estudio que no perjudica al bebé, y aún cuando sea muy tentador vivirla como un recuerdo o buscarla únicamente para saber el sexo del bebe, es preciso recordar que realizarse la ecografía no es lo mismo que sacar una “foto”. Se trata de un procedimiento médico y no se recomienda su realización solo como diversión o curiosidad.

Ver más: Todo lo que debes saber sobre la estimulación de los bebés en el vientre

La primera se puede hacer entre las semanas 6 y 10. Si todo está bien, no todos los ginecólogos la pedirán. En esta ecografía interesará saber:
– la fecha de tu última menstruación
– si eres regular en tus períodos menstruales
– si has tomado anticonceptivos

Si no eres regular, si has tomado anticonceptivos y quedaste embarazada o si no te acuerdas bien cuándo menstruaste, el ecografista te dirá cuántas semanas llevas embarazada. A partir de ese momento, para calcular la edad del bebé (en semanas) siempre se tendrá en cuenta el resultado de esa primer ecografía

La translucencia nucal se hace entre las 11 y 14 semanas de embarazo, para medir el espesor de la nuca, la presencia del hueso nasal y valorar la anatomía fetal (piernas, brazos, estómago y vejiga). Si está todo bien a esta altura, se aleja la posibilidad de que el bebé tenga problemas cromosómicos e importantes malformaciones. De todas formas es importante que esté claro que la ecografía no puede diagnosticar por sí sola estos problemas.

La segunda ecografía, se llama estructural o anatómica. Se realiza entre las 20 y 24 semanas, es también para verle y medirle todo el cuerpo y estudiar que esté bien formado. Se miran con detenimiento distintas partes del interior de su cuerpo para ver si están normales: su cerebro, su corazón, la columna vertebral, el estómago, la vejiga y los riñones, se miden todos los huesos de sus brazos y piernas y se miran sus manos y pies. También se mira la ubicación de la placenta y la cantidad de líquido amniótico.

La tercera ecografía se hace entre las 28 y 34 semanas aproximadamente y se vuelve a mirar todo. Generalmente cuando la ecografía estructural está bien, la tercera seguirá bien. Sin embargo a veces puede aparecer algo que no se pudo detectar antes.  Se mirará especialmente si la cabeza, la columna, los riñones y el estomago siguen bien y se controlará que el bebe esté creciendo bien.

*Clínica de psicología maternal especializada para Mujeres Embarazadas en Situaciones Especiales  (M.E.S.Es) dirigida por Rosario Valdés y Mercedes Viera, psicólogas con más de 10 años de experiencia en la consulta de mujeres embarazadas, sus parejas y sus familias.

Tomado de Eme de Mujer Uruguay.

Fotografía: Archivo de Eme de Mujer.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.