Extraños métodos para saber el sexo de tu bebé

En la actualidad existen varios métodos para averiguar cuál es el sexo del bebé, sin embargo, esta tecnología no estaba presente años atrás por ello utilizaban métodos bastantes absurdos

Ver más: Descubre el sexo de tu bebé según la tabla china

La mayoría de estos métodos son basados en probabilidades ya que no tienen ninguna base científica para certificarlos. Por ello te presentamos algunos de los más extraños para ver si coincide con los resultados reales:

Dependiendo de cómo hayan mantenido las relaciones: En la Edad Media se utilizaba los llamados Evangelios, los cuales daban recomendaciones de posiciones sexuales para concebir un niño o niña. Por ejemplo, si se quería tener un varón el hombre debía ver hacia al este durante el acto sexual en la mañana.

Por la forma de caminar: Las antiguas creencias aseguraban que la forma de una embarazada podía revelar si tiene un niño o niña. Si al caminar se apoyaba el cuerpo en el pie derecho tendrías un varón, y si es en el izquierdo será una niña.

La prueba de la sal: Si una mujer quiere saber el sexo del bebé se tenía que espolvorear sal sobre su cabeza al dormir sin que ella se dé cuenta. Al día siguiente debía decir el primer nombre que se venía a la mente y de ahí saldrá la respuesta.

Náuseas: En diversas culturas se sigue creyendo que las náuseas pueden indicar el sexo del bebé. Si la mujer tiene muchas al inicio del embarazo indica que es una niña, en cambio cuando las molestias empiezan después del primer semestre será un niño.

Aumento de peso del padre: Investigadores daneses revelaron que si los padres engordan durante el embarazo tendrán una niña.
Antojos: Si la embarazada prefiere comer dulces entonces tendrá una niña, en cambio si prefiere alimentos agrios, salados o amargos será un niño.

El anillo: Es una de las pruebas más viejas, la cual consta de atar una cuerda de un anillo y suspenderla sobre la barriga: si se balancea de un lado a otro el bebé será un niño, en cambio si se mueve en círculos es una niña.

La forma de la barriga: Según la tradición cuando la embarazada tiene la barriga muy redonda tendrá una niña, en cambio si está hacia abajo será un niño.

Destapador de cañerías: Es uno de las técnicas más extrañas. La embarazada debe orinar en un vaso y luego mezclarlo con unas gotas de desatascador de tuberías o cañerías. Según las creencias si el líquido se convierte en azul será un niño, pero si cambia a verde tendrás a una niña.

La forma de la cara: Durante el embarazo usualmente la cara de la mujer cambia debido al aumento de peso, pero las creencias señalan que la forma que tomó puede revelar el sexo del bebé. Por ejemplo si el rostro cambiaba completamente tendrías una niña, pero si se mantiene igual será un niño.

Por Yessica Mardelli

Imagen: iStock