El exfoliante perfecto para cada parte de tu cuerpo

Al exfoliar nuestro cuerpo conseguimos un efecto de piel tersa, longeva y sana. Sin embargo, es importante conocer los tipos de exfoliantes, así como la frecuencia y manera de aplicarlos. Esto para no terminar con un piel irritada.

Ver más: ¿Sabes cuál es el exfoliante más adecuado para la piel de tu rostro?

Estas son algunas formas de exfoliar cada parte de tu cuerpo como se debe:

Rostro:

Primero te advertimos: si tienes la piel sensible, es preferible que acudas a un dermatólogo para una asesoría profesional.

Si tienes la piel de normal a grasa puedes tomar una toallita de limpieza facial y con un exfoliador limpiador especializado, pásalo ligeramente el rostro. Esto debe ser muy sutil porque la idea es hacerlo todos los días.

Labios:

Con un cepillo de cerdas suaves, realiza movimientos circulares para remover la piel muerta y reseca. Esto lo puedes hacer tres veces por semana. Te recomendamos aplicar después de la exfoliación un bálsamo para hidratar los labios.

Cuello:

Con una mezcla de azúcar, gotas de limón y jabón líquido, podrás exfoliar profundamente esta delicada zona. Puedes hacerlo dos veces a la semana. Te recomendamos hacer la mezcla y aplicarla cinco minutos antes de la ducha, para que la dejes reposar durante ese período.

Cuerpo:

Con un cepillo especial para cuerpo, haz movimientos circulares. Para esto, te recomendamos usar un jabón líquido o crema para la ducha. La exfoliación corporal puede ser dos días a la semana.

Codos:

Una vez a la semana, exfolia tus codos con esta mezcla: una cucharada de manteca de cacao y aceite de almendras y media cucharada de sal gruesa. Masajéa cinco minutos cada codo.

Rodillas:

Al igual que los codos, te aconsejamos realizar este proceso una vez a la semana. Con una cucharadita de glicerina, jugo de limón, vitamina E y tres cucharaditas de leche, masajeá tus rodillas. Deja reposar la mezcla por 20 veinte minutos y enjuaga con agua tibia.

 

Imagen: Archivo Eme

Por: Melanie Méndez B