De la botica de Cleopatra

Increíble pero cierto. Esa botella de leche fría que tienes en el refrigerador, puede mejorar el aspecto de tu piel.

Ver más: ¿Sabes cuál es el exfoliante más adecuado para la piel de tu rostro?

RELACIONADO: ¿No sabes cómo utilizar la leche en tus rutinas de belleza? Pon en práctica estos consejos

La leche es un ingrediente esencial de belleza, que ha sido históricamente conocido por la suavidad que aporta a la piel. Cleopatra, en el antiguo Egipto, era distinguida por su piel tersa y brillante, a lo que muchos aseguran se debía a los baños que se realizaba con leche fresca.

Si quieres aprovechar de este alimento que seguramente tienes en tu refrigeradora, puedes realizar un suavizante de piel con una taza de leche entera y tres cucharadas de avena en hojuelas. Esta mezcla se utiliza como exfoliante de rostro y cuerpo, aplicándola sobre estas áreas y dejándola secar. Después se retira con agua tibia. De esta forma conseguirás un piel más suave, y sin impurezas.

RELACIONADO: ¿Manchas oscuras en la piel? Llegó la hora de aclararlas con avena

Por: Laura Esmeralda Navarrete

Para más información interesante visita Eme de Mujer El Salvador.