Cómo usar leggins adecuadamente

Las leggins son cómodos, prácticos y pueden usarse en casi cualquier ocasión, si sabemos cómo lucirlos, por lo que muchas mujeres los han convertido en piezas esenciales de sus guardarropas.

Ver más: Solo para atrevidas: Conoce la nueva tanga "strapless"

Los hay de muchas formas, estilos y colores, cuero, algodón, brillantes, con estampados, como los busques, si bien los leggins demuestran los atributos femeninos, sin embargo, hay ciertos detalles que debes consideran antes de usarlos.

– Primero debes entender que no son pantalones, ni medias pantys así que no debes usarlos como si lo fueran, olvídate de usarlos para ir a la oficina o debajo de faldas o vestidos.

– La ropa interior debes ser del mismo color que la del leggin. No vayas a cometer este error, no importa que la tela sea oscura, recuerda que es una tela elástica que tiende a transparentarse y se vería muy mal si tu ropa interior es de un color distinto.

– Siguiendo con la ropa interior, te recomendamos que esta no sea apretada, los leggins se ajustan a tu cuerpo dando forma a tu silueta y si tu prenda interior no es la adecuada todos lo notarán porque se te marcaran algunos rollitos.

– Lo ideal es que los uses con camisas, suéteres o blusones largos, no querrás que se marque tu entrepierna, trasero o parte inferior.

Leggins-2

– No son ropa deportiva, así que no los uses en el gimnasio. Hay algunos especiales para este, pero no todos, la tela es distinta y el sudor, los ejercicios pueden hacerlo incómodo.

– Y olvídate de los color blanco, nude/carne/beige, dan la impresión de que estas desnuda y no se ven nada bien.

– Si tu celulitis es muy pronunciada, no son recomendables para ti. Fijate si te favorece o no antes de ponértelo.

– Debes probártelos antes de comprarlos.

Leggins

– No los veas como fajas, son ajustados pero no moldean tu figura solo se adhieren a ella.

– No los uses muy arriba.

– No uses medias como leggins. ¡Nunca!, ese es un error.

– Déjalos ir cuando sea el momento, si están desgastados o estirados o con agujeros es momento de deshacerte de ellos y buscar unos nuevos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.