Tips para hornear un pavo en tu cena de fin de año

Si vas a poner todo el esfuerzo para cocinar tu pavo a la perfección en la última noche del año 2016, debes enterarte sobre el arte de cómo hornearlo. A continuación, te decimos las claves:

Ver más: Guía para disfrutar de la comida navideña sin arrepentimientos

 

1. Antes de meterlo al horno, ten en cuenta que el pavo debe estar completamente descongelado. Luego límpialo. Retira primero toda la menudencia. Enjuágalo con agua fría y sécalo por dentro y por fuera con papel toalla.

2. Cocina el relleno aparte, en una cacerola untada con mantequilla. Cubre la preparación con un papel de aluminio y de vez en cuando rocía con los jugos del pavo. Esto requerirá aproximadamente una hora.

3. Hornea el pavo a 200 grados centígrados. Esta temperatura es ideal para asegurar una cocción uniforme y conseguir que la piel quede crocante y la carne tierna. El pavo tiene que cocinarse de tres a seis horas, dependiendo de su tamaño.

4. Después de la primera hora, rocía continuamente el pavo con las gotas que caigan en la fuente en la que este se está asando. Esto permitirá que se mantenga húmedo y le dará a su piel un color uniforme.

5. Se recomienda utilizar un termómetro especial para medir la temperatura de la carne. Si es así, el pavo estará listo cuando la carne alcance los 73 grados centígrados.

6. Cúbrelo con mantequilla, sal y finas hierbas. Esto podría incrementar su sabor.

7. Antes de retirar el pavo del horno, deja que repose con el horno apagado por unos 20 minutos. Esto permitirá que la humedad se quede en la carne.

8. Cuando el pavo está listo, hay que dejar reposar tapado con aluminio durante 30 minutos para que los jugos del pavo se mantengan dentro y quede jugoso.

 

¡Buena suerte y feliz año nuevo!