¿Cómo abandonar la idea de tratar de cambiar a tu pareja?

Cuántas veces has escuchado esta frase: cuando nos casemos cambiará… realmente pasará… entérate por qué en su mayoría, las mujeres tienden a pensar de esta manera de sus parejas.

Ver más: Cuckolding: Sentir placer cuando tu pareja te engaña

Cierta amiga se quejaba de que su tomaba demasiado y que además,  continuamente salía a tomar con sus amigos. Entonces yo le pregunté: ¿él era así cuando eran novios?  Ella me comentó que era peor, que en todo caso había mejorado. Entonces pensé: ¿por qué ella espera que él cambie?

Por alguna extraña razón, las mujeres tienden a pensar que cuando sus parejas convivan con ellas deben cambiar manías, su forma de ser y comportarse.

En el libro de Jonh Gray: Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus “frecuentemente la mujer trata de cambiar o de perfeccionar al hombre de muchas maneras. Piensa que sus intentos de cambiarlo son afectuosos, pero él se siente controlado, manipulado, rechazado y no amado”.

Según este famoso libro “Él la rechazará obstinadamente porque siente que ella lo rechaza a él. Cuando una mujer trata de cambiar a un hombre, este no recibe la confianza y la aceptación que realmente necesita para cambiar y crecer”.

El problema surge cuando un hombre se resiste a sus intentos de perfeccionarlo, la mujer malinterpreta su respuesta. Piensa erróneamente que él no quiere cambiar, probablemente porque no la ama lo suficiente. Sin embargo, la verdad es que él se resiste a cambiar porque cree que no es lo suficientemente amado. Cuando un hombre siente que recibe confianza, aceptación  y aprecio comienza a cambiar, a crecer y a mejorar en forma automática.

Para el autor “un hombre necesita ser aceptado más allá de sus imperfecciones”, pero aceptar las imperfecciones no resulta fácil, en especial, cuando su pareja ve las posibilidades de mejora. Sin embargo, esto se torna más fácil cuando una mujer comprenda que la mejor manera de ayudar a su pareja a crecer es abandonar la idea de tratar de cambiarlo.

Te compartimos una lista de las maneras en que una mujer puede apoyar a un hombre en su crecimiento y cambio, abandonando el intento de cambiarlo de alguna forma:

¿Cómo abandonar la idea de tratar de cambiar a un hombre?

Lo que ella necesita recordar

1. No le hagas demasiadas preguntas  cuando él se encuentra perturbado; de lo contrario sentirá que estás tratando de cambiarlo.

2. Abandona la idea de tratar de mejorarlo de cualquier modo que sea. Para crecer, él necesita tu amor y no tu rechazo.

3. Cuando tú ofrezcas consejos no solicitados, él puede sentir falta de confianza, control o reclamo.

4. Cuando un hombre se torna obcecado y se resiste al cambio, no se siente amado; teme admitir sus errores por miedo a no ser amado.

5. Si tú haces sacrificios esperando que él haga lo mismo por ti, él se sentirá entonces presionado a cambiar.

6. Tú puedes compartir sentimientos negativos sin tratar de cambiarlo. Cuando él se siente aceptado le resulta más fácil escuchar.

7. Si tú le das instrucciones y toma decisiones por él, se sentirá corregido y controlado.

Lo que ella puede hacer

1. Ignora que él está perturbado a menos que él quiera hablar del tema. Muéstrale algún interés inicial, pero no demasiado, como una invitación a hablar.

2. Confía en que él crecerá por sus propios medios. Comparte sentimientos pero sin la exigencia de que cambie.

3. Practica la paciencia y confía en que él aprenderá por su cuenta lo que necesita aprender. Espera hasta que él solicite tu consejo.

4. Muéstrale que no tiene que ser perfecto para mejorar su amor.

5. Haz cosas por tu propia cuenta sin depender de él para sentirte feliz.

6. Cuando compartas sentimientos, hazle saber que no estás tratando de decirle que tiene que hacer sino que quieres que él tome en cuenta tus sentimientos.

7. Relájate y entrégate. Practica la aceptación de la imperfección. No sermonees ni corrijas.

“Cuando hombres y mujeres aprenden a apoyarse mutuamente en las formas que resultan más importantes para sus necesidades propias y únicas, el cambio y el crecimiento se tornan automáticos”, explica el autor.

 

Por: Zoraya Meléndez

Para más información interesante visita Eme de Mujer El Salvador.