Sexo anal: lo que quieres saber

Antes que nada… no te preocupes si el sexo anal te saca de onda o simplemente no quieres hacerlo NUNCA en la vida. Entiendo tu forma de pensar, después de todo del ano SALEN cosas, no es un lugar donde generalmente quieres que ENTRE algo. Sin mencionar que puede ser doloroso… e incómodo.

Ver más: ¿Considerando el sexo anal? Esto es lo que tienes que tomar en cuenta

Pero la vida es sólo una y existen MUCHAS chicas que recomiendan la práctica… ¿en serio lo estás considerando? ¡Checa esto!

  • Condón siempre: Sólo porque no puedas quedar embarazada a través del sexo anal, no quiere decir que no existan riesgos como la gonorrea, el VPH, clamidia, el VIH y Hepatitis B. Es igual que con el sexo vaginal: si no hay globo, ¡no hay fiesta! Punto.
  • ¿Es sucio? Donde hay sexo anal… ¿hay popo? No exactamente. Las partes de tu anatomía general que se utilizan para tener sexo anal son el recto y el pasaje anal. No es ahí donde están guardadas las heces. Aún así no es completamente limpio. Ahí es donde se lleva a cabo la preparación. Después del movimiento de intestinos y antes del sexo anal, mete un dedo dentro del ano y limpia. Sí, es en serio, tu galán lo apreciará.
  • Vaginal y anal: ¿Después del sexo anal quieren intentarlo vía vaginal? ¡No tan rápido! Necesitarán un nuevo condón, de otra forma te arriesgas a una infección vaginal. Y nada arruina una experiencia sexual como lo hace una infección.
  • Orgasmo anal: Sí, es verdad, puedes llegar al orgasmo a través del sexo anal. El pasaje rectal es MUY sensible y es exactamente ahí donde su miembro entrará. ¿Cómo se siente? Dicen que como una explosión de éxtasis… y no estaría mal experimentarlo mínimo una vez en la vida, ¿no crees?
  • Lubricante: Si el lubricante es importante para el sexo vaginal, no te imaginas lo IMPORTANTE que es para el anal. Tu vagina naturalmente puede lubricarse, pero el ano… no tiene porqué hacerlo. Para esta práctica no habrá nada peor que ser tacaña con el lubricante. Compra una botella grande y no pongas poquito, pon TODO lo que puedas.
  • La mejor posición: La mejor forma de hacerlo es acostada de panza, pompas al aire y piernas abiertas ligeramente. Una variación de la posición del perrito también será una excelente opción, pero tendrá que haber mucha comunicación para encontrar un ritmo adecuado.
  • Pre-anal: Antes de hacerlo bien, es importante que experimenten un poco. Para empezar, él debería meter tan solo o uno o 2 dedos y estimular el recto con mucho lubricante. Y antes de intentar meter su miembro, sería bueno que lo intentaran con un juguete sexual hecho específicamente para el ano… como los famosos ‘butt plugs’.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Por: Andrea Bouchot/ @AndyBouchot 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.