¿Sin ganas de sexo? Dícelo políticamente de estas cuatro formas

Muchas personas, incluyendo las mujeres, no sabemos cómo decir que “no,” especialmente si nuestra decisión lastima a quienes queremos. Por supuesto, deberíamos decir ‘no’ de la forma que queramos, especialmente si alguien quiere forzarnos a hacer algo.

Ver más: ¿Considerando el sexo anal? Esto es lo que tienes que tomar en cuenta

En el caso del sexo, hay que aceptar que los hombres tienen un mayor libido que nosotras, y aunque ellos pueden ser capaces de querer intimidad a cada rato, nosotras no siempre estaremos de humor. Pero, ¿cómo rechazarlo sin herir sus sentimientos?

1.  Hazle saber que no es su culpa

Tu galán no se lo tomará personal si le haces saber que lo amas y te sientes atraída hacia él. Podrías incluso decirle que en otro momento podrían hacerlo… aunque no te sientas presionada por prometer algo que no puedas cumplir. Tu meta es demostrarle que lo amas y que te excita, pero que por razones fuera de su relación, simplemente no estás de humor.

2. Planea citas sexys

Si notas que no estás de humor para tener sexo cuando tu pareja lo inicia espontáneamente, planéalo con anticipación. Para ayudar a su excitación, pueden acompañarse del plan de una cita romántica y sexy. Esto los ayudará a crear anticipación e incorporar nuevos tintes seductores a la relación.

3. Enfócate en el juego previo

Aunque no estés muy entusiasmada con la idea de tener sexo, podría ser una una opción enfocarse en el juego previo. Hay personas que no quieren iniciar el juego previo por miedo de iniciar algo que terminará en sexo. Sin embargo, es posible que tu pareja sólo esté emocionado con un poco de acción manual u oral.

4. Muéstrale amor de otras formas

En lugar de limitar el contacto físico porque te da miedo que termine en algo sexy, establece un entendimiento que una forma de tacto no necesariamente tiene que ser algo sexual. Esto puede incluir: bañarse juntos, darse un masaje, acurrucarse o besarse. Este contacto físico crea seguridad sin la intención de intimidad. También les brinda la libertad de explorar sin sentir culpa o presión de hacer algo más.

 

Por:Silvia Sánchez

Foto: Archivo Eme de Mujer

Para más información interesante visita Eme de Mujer Honduras.